22 de mayo de 2024

Siga la audiencia de medida de aseguramiento a la red que alteraba medicamentos para tratar el cáncer y el VIH

Siete presuntos integrantes de la organización fueron capturados y judicializados. Adicionalmente, se incautaron medicamentos que estaban destinados a tratamientos de pacientes en IPS Oncológicas, para luego, ser comercializados en farmacias de barrio.

Ante el juzgado 24 penal de control de garantías de Bogotá, son presentados los siete procesados, para la audiencia de medida de aseguramiento. Fiscalía imputó los delitos de concierto para delinquir; corrupción de alimentos, productos médicos o material profiláctico; enajenación ilegal de medicamentos y estímulo al uso de medicamentos que producen dependencia.

Fiscalía solicita no conceder detención domiciliaria Carlos Andrés Gómez, Jairo Alejandro Zapata y Leidy Johana Saldaña,  estos últimos son enfermeros y en su residencia tienen almacenados medicamentos adulterados y por su profesión pueden acceder a pacientes y medicamentos para comercializarlos.

Desarticulada red que alteraba medicamentos para tratar el cáncer y el VIH

Siga la audiencia aquí:

En diligencias realizadas de manera conjunta con la DIJIN de la Policía Nacional, con apoyo de la agencia estadounidense HSI, fueron capturados siete de los posibles integrantes de la organización en el municipio de Soacha (Cundinamarca) y barrios del sur de Bogotá D.C. Adicionalmente, se incautaron diversos productos farmacéuticos que debían ser entregados a pacientes oncológicos o con dolor crónico.

Los elementos de prueba, indican que los detenidos al parecer, obtenían los medicamentos, a través de terceros, en entidades públicas y privadas y en otros casos, los adquirían a través de una pareja de trabajadores de la salud (enfermeros) quienes engañaban a pacientes oncológicos y no se los suministraban, para luego alterarlos y comercializarlos. Muchos de estas medicinas, eran destinadas para los tratamientos de cáncer, VIH/SIDA y manejo del dolor crónico, entre ellos, algunos de alto costo, de uso institucional y controlado su comercialización como la morfina.

Un producto de estas características, fue encontrado en el baño de uno de los inmuebles allanados. Se trata de un analgésico opioide para personas que sufren de intenso dolor, el cual requiere de una cadena de cuidado y control especial, pero estaba almacenado en cuatro jeringas, desconociendo condiciones de almacenamiento, deterioradas e incumpliendo exigencias técnicas a su composición, estabilidad y eficacia.

En el curso de la investigación se acreditó que estos medicamentos eran mal almacenados, modificados en su apariencia, alteradas las fechas de vencimiento o lotes de fabricación y distribuidos indiscriminadamente como si fueran auténticos.

Una fiscal del Eje Temático de Propiedad Intelectual de la Dirección Especializada contra las Violaciones a los Derechos Humanos presentó a los capturados ante un juez de control de garantías y les imputó cargos, de acuerdo con su posible participación, por los delitos de concierto para delinquir; corrupción de alimentos, productos médicos o material profiláctico; enajenación ilegal de medicamentos y estímulo al uso de medicamentos que producen dependencia.

Los procesados corresponden a:

  • Edgar Javier Camacho Wilches, quien sería el cabecilla de la organización. Fiscalía solicitó detención domiciliaria.
  • Jairo Alejandro Zapata Marroquín y Leidy Johana Saldaña González, trabajadores del sector salud. Son señalados de apoderarse de los medicamentos destinados a pacientes oncológicos que solicitaban su servicio a domicilio. Fiscalía solicito detención en centro carcelario.
  • Martha Yolanda López Ángel y William Camilo Ospina González, propietarios de establecimientos farmacéuticos, a los que se les atribuye el almacenamiento y comercialización de medicamentos alterados o vencidos. Fiscalía pidió detención domiciliaria.
  • Carlos Andrés Gómez Barbosa, presunto distribuidor y comercializador de los productos alterados. Fiscalía solicito detención en centro de reclusión.
  • Efrén Vera Yate, quien estaría involucrado en la alteración de las fechas de vencimiento y otras características de los medicamentos. Fiscalía solicito detención domiciliaria.

Camacho Wilches y López Ángel aceptaron los cargos en su contra.