21 de junio de 2024

Ocupan bienes de ‘El Zar’, propietario de restaurantes de comida oriental

Fiscalía ocupó con fines de extinción de dominio una reconocida cadena de restaurantes que pertenecería a presunto narco invisible

Los bienes están avaluados preliminarmente en 11.380 millones de pesos y están ubicados en seis ciudades del país.

La Fiscalía General de la Nación ocupó con fines de extinción de dominio 20 bienes, entre los que se encuentran varias sedes de una cadena de restaurantes de comida oriental, que serían de propiedad de un presunto narco invisible contra quien existía una circular roja de Interpol.

Se trata de 4 sociedades y 16 establecimientos de comercio avaluados preliminarmente en 11.380 millones de pesos. Los operativos de ocupación se cumplieron en Pereira (Risaralda), Cali (Valle del Cauca); Medellín, Envigado y Rionegro (Antioquia) y Bogotá.

La investigación, adelantada por una fiscal de la Dirección Especializada de Extinción del Derecho de Dominio, estableció que los activos pertenecerían a Julio Andrés Murillo Figueroa, alias H-1 o El Zar, quien fue capturado por la Policía Nacional en febrero pasado, en cumplimiento con la solicitud elevada por la justicia española.

Según la investigación esta persona haría parte de una organización criminal responsable de enviar alijos de cocaína a España. Las rentas ilícitas producto de su presunto actuar delincuencial habrían sido invertidas por ‘El Zar’ en la compra de inmuebles y la creación de sociedades comerciales.

Tras su detención, los socios del presunto narcotraficante habrían recurrido a terceros para que administraran las empresas y de paso evadir el control de las autoridades.

Antecedentes criminales

Murillo Figueroa fue solicitado en extradición por autoridades españolas que cuentan con información relevante que lo vincularía con una red criminal dedicada a la producción, transporte, almacenamiento y comercio trasnacional de estupefacientes.

‘El Zar’ estaría implicado en el envío de más de una tonelada y media de clorhidrato de cocaína a la ciudad costera de Huelva (España), en 2021. Labores investigativas desplegadas por las autoridades europeas permitieron incautar el cargamento.

Los bienes quedarán a disposición de la Sociedad de Activos Especiales (SAE).