Partido Comunes rinde homenaje al ´Mono Jojoy´ y genera gran polémica

Homenaje al Mono Jojoy
Foto: Tomada de Partido Comunes

¡Salud por el Mono camaradas! ¡Por la revolución y qué viva Colombia! Fueron las alegorías utilizadas el pasado miércoles por el Partido Comunes en medio de un homenaje a la memoria de Víctor Julio Suárez Rojas, alias Jorge Briceño Suárez o Mono Jojoy, entonces jefe del Bloque Oriental y uno de los hombres más temidos de la guerrilla y del país.

En el evento liderado por Jorge Suárez, hijo del exguerrillero, estuvieron presentes varios congresistas y militantes del partido. Durante el brindis hecho por Manuela Marín, integrante del partido, se  invitó a levantar las copas y conmemorar “porque así como ese 22 de septiembre temblaron las montañas del oriente colombiano cuando el régimen asesinó a nuestro camarada y se lo llevó fisicamente, de esa misma manera y con esa misma contundencia que tiemble este país con la fortaleza de este partido y de quienes estamos comprometidos con la paz”

Fue tanta la controversia generada por este evento que mientras desde Comunes, el Mono Jojoy se conmemoraba como un símbolo de la “digna resistencia del pueblo colombiano y la paz de Colombia”, desde Nueva York el presidente Iván Duque categorizó este homenaje como una forma de revictimizar a quienes fueron víctimas de sus crímenes. 

“El Mono Jojoy era un bandido desgraciado, que asesinó y secuestró personas, que indujo abortos por presión, reclutó niños, la encarnación de todas las formas del mal…Rendirle un homenaje a un símbolo de la desgracia humana es inadmisible, no se puede rendir homenaje a una persona que representa la corrupción y tantas cosas malas”, sostuvo el jefe de estado.

La senadora del partido Sandra Ramírez, también fue protagonista de la polémica al comparar en una entrevista de Blu Radio las “supuestas comodidades” de los guerrilleros y secuestrados. 

“Dentro de esas cárceles tenían sus comodidades, pero hay que ver las cárceles del régimen cómo son, tenemos cárceles para 80.000 personas y tenemos hoy 123.000 personas. Ellos tenían sus comodidades a medida de las condiciones, su camita, su cambuche, todo”, dijo Ramirez.

A lo que también respondió el presidente Duque “ Insinuar que los secuestrados tuvieron comodidades como si se tratara de personas que estaban alojadas en hoteles cinco estrellas, es una gran infamia… Las víctimas del secuestro solo esperan que se conozca la verdad indiscutible y que haya justicia ejemplar, que haya reparación y la no repetición”, agregó el mandatario.